lunes, marzo 13, 2017

Se anuncian cambios en Comisiones Obreras



Una nueva etapa se abre en el panorama del sindicalismo en España, el sindicato más importante del país, Comisiones Obreras, prepara su XI Congreso. Ignacio Fernández Toxo, actual Secretario General, ha anunciado que no se presenta a un nuevo mandato y ha formulando una pensada alternativa, una propuesta renovadora, la de Unai Sordo, actual S.G. de CCOO de Euskadi, que ha sido respaldada por el máximo órgano de la organización entre congresos, el Consejo Confederal, celebrada el 11 de marzo de 2017.


No hace tanto tiempo, 8 años, que Ignacio Fernández Toxo, ganaba el 9º Congreso de la Confederación Sindical de CCOO, y en este blog titulábamos “Adiós a la cocina de Fidalgo, comienza la alacena de Toxo“ . Con aquel título quería hacer referencia al estilo de liderazgo que representaba Fidalgo y el cambio -que intuía- venía de la mano de Toxo y de sus aliados. Ganó el congreso por 28 votos, en el siguiente, en el 10º, sus apoyos fueron del 85,6% de delegadas y delegados.

El anuncio de su partida de la SG, es un buen momento para hacer un breve e incompleto repaso del periodo de Toxo al frente de CCOO. Lo primero que hay que señalar es que nos referimos a unos de los tiempos más duros de la historia de Comisiones Obreras, pues tras la denominada “crisis económicas", con la masiva pérdida de empleo y de derechos laborales, sociales y sindicales, se ha tenido que afrontar una campaña antisindical, desplegada por los “creadores de la crisis” -beneficiarios del expolio-, que aprovecharon momentos de debilidad de la clase obrera para golpear los cimientos del movimiento sindical de clase. Las reformas laborales  -especialmente de la Negociación Colectiva-  impactó en los sindicatos que quedaron al borde del colapso, con pérdida de afiliación, representación y poder contractual en el corazón del conflicto capital-trabajo.

También se tuvo afrontar las consecuencias de comportamientos que pusieron en cuestión la honorabilidad y limpieza sindical, alguno de ellos que afectaron al equipo de dirección. El periodo también vio  la emergencia del 15M, refractario en un primer momento al movimiento sindical de clase, pero espacio de ilusión para una parte importante de la militancia de Comisiones Obreras, que de manera espontánea fusionó el ADN de las Comisiones Obreras clandestinas, con el nuevo movimiento. Así las relaciones con la fuerza política que sintetizó aquel movimiento, Podemos, fueron evolucionando dinámicamente  hasta alcanzar un espacio de encuentro y de dialogo, desde el respeto y la diferencia, que ha culminado con una colaboración abierta en muchos temas. No ha sido fácil adaptarse al final político del bipartidismo. También ha tenido que afrontar el problema territorial en Cataluña.

Bajo sus mandatos se ha tenido que responder a estos cambios, con un complejo proceso de adaptación del sindicato a la emergente realidad económica, social y política. En el interno ha impulsado las fusiones de múltiples estructuras federales. Fusiones que, en general, se han saldado con una integración razonable, más acorde con la realidad económica, política y laboral del país. También activó un novedoso proceso de participación abierta, para “Repensar el Sindicato”, que permitió una amplia participación de las bases de Comisiones obreras, con reflexiones y aportaciones de un profundo calado. Proceso que sin duda ha influido en la decisión de no presentarse a un tercer mandato.

En el externo, pocos son los logros en materia de Dialogo Social tras las reformas laborales, recortes en materia de pensiones, sanitarias y educativas, de prestaciones como los subsidios de desempleo, mitigados con el acuerdo de creación de la ayuda para mayores de 45 años con cargas familiares, sin embargo insuficiente para proteger a todos los desempleados/as.
Importante el éxito de la ILP promovida por CCOO y UGT, por la"prestación de ingresos mínimos" a todas las personas entre 18 y 65 años en situación de pobreza, con ingresos por debajo del 75% del salario mínimo interprofesional, que se tramita en el parlamento en estos momentos con el apoyo de PSOE, Podemos y Grupo Mixto, contra el rechazo de PP y Ciudadanos.

Ha sido un tiempo donde el neoliberalismo ha roto “Pacto Social”, con la consiguiente convocatoria de tres Huelgas Generales, a saber:

La Huelga general del 29S, celebrada el 29 de septiembre de 2010 (24 horas), fue convocada por CCOO junto a UGT y otras organizaciones sindicales, contra la reforma laboral, la reducción salarial en el sector público y la congelación de las pensiones.

La  Huelga general del 29 M, celebrada el 29 de marzo de 2012 (24 horas), convocada por CCOO, junto a UGT  y otras organizaciones sindicales Contra la séptima reforma laboral aprobada el 19 de febrero.

La Huelga general del 14N, celebrada el 14 de noviembre de 201 (24 horas), convocada nuevamente por CCOO, junto a UGT y otras organizaciones contra la reforma laboral.


Toxo anuncia su renuncia a un tercer mandato y propone a Unai Sordo, actual Secretario General de CCOO de Euskadi.

El pasado 11 de marzo, Toxo comunica que es tiempo de la renovación generacional de cambio del sindicato, empezando por la secretaría general, señalando  que "la decisión de no presentarme a la reelección es personal (que no por motivos personales), está muy meditada y tiene que ver con mi idea de entender el sindicato y el proceso de transformación al que hemos sometido a la organización. a diferencia de otras organizaciones “CCOO tiene la ventaja de tener un buen banquillo”, además, de una organización cohesionada, que sigue siendo principal referente para los trabajadores y trabajadoras de este país (como lo demuestran los datos de afiliación y elecciones sindicales), y que es capaz de afrontar los retos de futuro.
Este anuncio fue acompañado de la propuesta de candidato a Secretario General futuro a Unai Sordo, actual secretario general de CCOO de Euskadi desde hace dos legislatura. Durante este periodo lo he seguido a través de su Blog “El Blog de UnaiSordo”  o su cuenta de Facebook y Twitter. A través de estas Redes Sociales he podido comprobar que compartimos muchas cosas: un origen de barrio, unas experiencias de empleo, una pronta socialización en el sindicato, un pueblo donde pasar los veranos, y una larga trayectoria en el seno de las CCOO y la firmeza situar la sección sindical, afiliación y la simplificación de estructuras entre las prioridades del futuro para las Comisiones Obreras.

Para conocer su pensamiento de manera sintética me parece interesante aproximarnos a su intervención, de hace cuatro años en el congreso confederal, a saber:

También tenemos que hacer otro esfuerzo en cómo vinculamos al sindicato con el activo social que se organiza. En este periodo se ha cuestionado el entramado institucional que surgió de la transición. En sentido amplio. No debiéramos martirizarnos por eso de estar incluidos en ese entramado. El estar ahí ha supuesto entre otras cosas que buena parte de las conquistas sindicales han sido institucionalizadas para el conjunto de la población. Y por otro lado es cierto que gran parte de los que ahora claman con “el no nos representan” han desertado de una mínima implicación socio-política en los tiempos de bonanza, como buena parte de la población que se instaló en el acriticismo, y cierto nihilismo. Pero eso está ahí. También por nuestras propias deficiencias. Nuestra legitimidad parte de la afiliación, de la representación, del papel constitucional que tenemos, sí. Pero también del papel social ejemplar que un día jugó nuestra gente frente al franquismo y por la democracia. Y hay una buena parte de la población que esa especie de legitimación espiritual de CCOO no la conoce ni de la Transición de Victoria Prego. Tenemos que repensar nuestra relación con estas generaciones, que además ocupan un papel subalterno en el mercado laboral, de expectativas no satisfechas y que no se han aproximado al sindicato desde lo laboral…

…//…

Reforzar la sindicalización en la empresa. Necesitamos afiliar y representar más y mejor. Evidentemente para esto hay que reforzar la presencia en la empresa, presencia cada vez más cualificada, pero también hay que buscar la contraprestación del trabajador a esa presencia.

Utilización de menos recursos para hacer más cosas. Es fundamental movilizar recursos militantes. Las secciones sindicales tienen que interiorizar la importancia de apoyar al conjunto de estructuras sindicales. Por otro lado la afiliación que se consigue desde la acción sindical en la empresa es más duradera, más estructural. 

Racionalización de los recursos sindicales, mejor coordinación. Territorios y federaciones territoriales tenemos márgenes para trabajar de forma mucho más coordinada, con planes de trabajo, con cooperación y no con competencia. Euskadi en este sentido no tiene nada que camuflar. Por cuestiones propias y no exportables con toda seguridad, disolvimos las estructuras políticas territoriales en comarcas y territorios. Tenemos equipos de trabajo en las comarcas y tres responsables Territoriales. Su trabajo está en el centro de trabajo…. Aun así tenemos márgenes para trabajar con objetivos, con planes de trabajo, con evaluaciones.

Necesidad de reforzar la confederalidad. En el sentido de corresponsabilidad de las organizaciones en lo común, y en el sentido de anchar la dimensión de lo común. En la concreción de la acción sindical en lo micro, en el territorio y en la empresa, el sindicato tiene que avanzar en la generación de sinergias, coberturas, apoyos, trabajo en común. Sindicalizar la empresa, en este tejido de PYMEs, con una previsible atomización de los espacios de negociación, de los problemas, de la prevalencia del convenio de empresa, de la posibilidad del descuelgue y la inaplicación… exige incrementar la presencia en el centro de trabajo, en el gobierno de esta multiplicidad de situaciones, del criterio en las Comisiones Paritarias o en los procesos de resolución de conflictos. Las reformas nos plantean muchos retos, pero también algunas oportunidades. Tenemos que estar y hacer útil ante la nueva situación. El análisis de la acción sindical, si convenimos en que ha cambiado el paradigma de la misma, tiene que conllevar análisis organizativo.

Necesidad de que la cuota sea todavía más la base de financiación del sindicato. Y esto deberá conllevar una reflexión sobre qué áreas de trabajo prioritario vamos a sustentar nuestra acción sindical. Qué grado de utilización de recursos ajenos finalistas vamos a ejercer. Qué papel queremos jugar en la determinación de políticas que son muy importantes en el mundo del trabajo, como el conjunto de políticas activas, la formación para el empleo. Como vamos a priorizar nuestra capacidad de decisión sobre éstas, en lugar de en la gestión de las mismas.

…La voluntad de movilización ha sido clara, si bien los resultados han sido irregulares, en una sociedad que reacciona de forma un tanto espasmódica, pero el canal se ha puesto; el vínculo con el entorno ha corregido adecuadamente el tiro. Sin duda los grandes retos son reforzar la presencia en el centro de trabajo, la capacidad de constituirnos en contrapartes cuando se nos quiere hacer prescindibles; intentar que no se colapsen los ámbitos sectoriales de convenio; la autofinanciación; la mejor utilización de los recursos económicos y humanos y la adecuación organizativa precisa a todas estas prioridades.

Señalar también la entrevista que EL PAÍS, le hace hoy  que titula "Hay que reorientar las estrategias para ganar afiliación".



Esta entrada pretende ser una aproximación a la figura de Unai Sordo, para quienes no lo conocen, recordando, que en Comisiones Obreras son los Congresos quienes eligen los Secretarios Generales y los equipos, y serán los delegados y delegadas elegidos democráticamente para participar en  el XI Congreso Confederal de CCOO, quien, con sus votos, elegirán las personas que tendrán la responsabilidad de dirigir nuestra organización en los próximos años.


viernes, diciembre 02, 2016

Eduardo Saborido: “quien descalifica a la transición, descalifica a Comisiones Obreras y, por tanto, no merece ni la confianza ni el respeto del sindicato”.

El 25 de Noviembre de 2016, se celebró en Plasencia (Extremadura) una jornada sobre el proceso 1001 y los asesinatos de los abogados laboralistas de Atocha, organizada por la Fundación Abogados de Atocha y CCOO de Extremadura, con las intervenciones de Francisco Naranjo, Director de la Fundación Abogados de Atocha y Eduardo Saborido Galán, uno de los encausado en el proceso 1001. Esta entrada hace referencia a la intervención de Saborido.

¿Quién es Eduardo Saborido Galán?
Pues un Sevillano, con una madre de Badajoz,  que durante algún tiempo se llamó “Jesús Sánchez” -en los años de militancia clandestina contra el franquismo-. Eduardo es una de las personas clave en el nacimiento de las Comisiones Obreras.  Comienza a trabajar a los 11 años,  siendo en la empresa Hispano Aviación donde inicia su militancia sindical, participando en las candidaturas presentadas por las Comisiones Obreras en las elecciones sindicales del sindicato vertical franquista. En estas fechas ya milita en el PCE.

En el Año 17 del siglo XXI se cumplirán el 50 aniversario de su primera detención. Llegarían a la decena, visitando calabozos policiales y cárceles, como preso político por la libertad sindical en España.  Pero será la detención de la Coordinadora Nacional de CCOO en 1972, en el Convento de los Padres Oblatos de Madrid, la que tuvo un significado especial,  por ser origen del famoso proceso 1001, donde terminaría siendo condenado a 20 años y un día por un lado y a seis meses y un día por otro (Por tener una documentación falsa a nombre de Jesús Sánchez). Los detenidos en aquella caída fueron: Marcelino Camacho, Nicolás Sartorius,  Miguel Ángel Zamora, Pedro Santiesteban,  Eduardo Saborido, Francisco García Salve, Luis Fernández, Francisco Acosta, Juan Muñiz Zapico  y Fernando Soto Martín. Entre todos ellos acumularon una condena de más de 160 años de cárcel.

Eduardo Saborido dispone de todas las vivencias que implica la lucha en dictadura, la real como él dice, no la teorizada desde cómodas universidades norteamericanas. Ha sido perseguido, detenido, desterrado, ha vivido en la clandestinidad, en la cárcel, ha sido amnistiado y vuelto a detener tras su puesta en libertad (por cantar un himno a CCOO compuesto cumpliendo pena en una celda).

También se comprometió en democracia, siendo elegido en la primera ejecutiva nacional de CCOO. Primer Secretario General de CCOO de Andalucía, Diputado en las Cortes por el PCE, Diputado en el Parlamento de Andalucía por IU, y director de la Fundación Archivo Histórico y Estudios Sindicales de CCOO de Andalucía hasta el año 2013.


"En las primeras elecciones sindicales del Sindicato Vertical, el ministro José Solís lanza el lema “Elige al mejor” y los trabajadores y trabajadoras, no tienen dudas, arrasan las candidaturas impulsadas por las Comisiones Obreras"

En su Intervención Saborido contextualizó el momento político y social en el que se produce la detención, afirmando que “el régimen Franquista no gustaba a los jóvenes españoles en los años 60 del siglo XX”. Había ansia de libertad que comienza a fraguar en lo laboral, tras la ley de Convenios colectivos del régimen. 

Para Saborido las Comisiones Obreras se configuran a partir del año 1962 en las huelgas de la minería asturiana, cuando en mayo de ese año el Ministro Secretario General del Movimiento José Solís, es obligado a viajar hasta Oviedo para reunirse con representantes de mineros asturianos,  y  poner  fin a la huelga que duraba más de un mes y que comenzaba a extenderse por el resto del país
Ocho días después de la reunión  el Boletín Oficial del Estado recogía un incremento salarial para los mineros huelguistas. Este fue un gran triunfo, un modelo que facilitó la creación de comisiones de representantes obreros para negociar los conflictos futuros. La semilla comenzaba a germinar, el régimen de Franco había dado su brazo a torcer ante los trabajadores por primera vez tras la Guerra.

En las primeras elecciones sindicales del Sindicato Vertical, el ministro José Solís lanza el lema “Elige al mejor” y los trabajadores y trabajadoras, no tienen dudas, arrasan las candidaturas impulsadas por las Comisiones Obreras.

Este éxito  hace reaccionar al régimen, que califica a Comisiones Obreras como filial del PCE.  A partir de ese momento  las Comisiones Obreras son clandestinas, perseguidas y especialmente castigadas. El régimen había tomado conciencia del potencial de unas Comisiones Obreras que con capacidad de coordinacion en todo el país, podrían llevar el caos y la destrucción del régimen.  El franquismo temía a las Comisiones Obreras -cosa que los activistas de la coordinadora nacional de las Comisiones no sabían-, que motivaba con especial esmero el objetivo de descabezar la incipiente dirección nacional del movimiento sindical.

En este contexto se realiza la detención en 1972 de la Coordinadora Nacional de CCOO, procesados con el número 1001 por el Tribunal de Orden Público (TOP), número  que señala   que antes de su detención ya había 1000 expedientes previos, que alcanzaron los 4000 en el año 1975. Tras esos expedientes había personas, más de 23.000 en el conjunto de España. En este punto insiste en la labor represiva del TOP,  y como su creación pretendía someter a la juventud que no había vivido la Guerra Civil.

Saborido tiene la  intuición que la detención de la Coordinadora General de Comisiones Obreras, se produce gracias a un topo infiltrado, que conocía la fecha de la reunión, Diego Marcos Cruz, que tras  la caída, monta sospechosamente una sala de fiestas. Nadie le conocía tal capacidad de inversión. Saborido explicó con emoción, como tras la detención y los correspondientes interrogatorios - donde cada uno se inventa lo que puede-  son enviados a la cárcel de Carabanchel, donde son tratados como delincuentes comunes, exigiéndoles por parte del funcionario de turno que se desnudaran. Ante esta demanda, Marcelino Camacho se mostró inflexible, somos presos políticos no nos desnudamos, y así sucedió; ninguno se desprendió de la ropa y los funcionarios cedieron. Esto supuso una victoria moral muy importante para aquel momento tan duro.
“Transición se hizo encajonada entre militares y los pistoleros de ETA
El recuerdo del día del juicio del proceso 1001 es muy doloroso para Saborido, pues la banda terrorista ETA decide ensombrecer el protagonismo internacional de lucha por la libertad sindical de la Clase Obrera, asesinando el mismo día del juicio, al presidente del Gobierno Carrero Blanco. Este asesinato frustra la avalancha de apoyos de personalidades e instituciones de todo el mundo, privando a trabajadores y trabajadoras de un instrumento de lucha contra el régimen y su desprestigio global. Al enterarse del asesinato el miedo se hace presente entre los detenidos, temor a su seguridad física. Por ello considera que antes de hablar de manera gratuita sobre este duro periodo de la historia de España, es necesario conocer que la “Transición se hizo encajonada entre militares y pistoleros de ETA".
Comisiones Obreras es un sujeto constituyente que estaba en la mesa de negociación de la Constitución, “porque los trabajadores estaban en la calle haciendo huelgas. Sin Comisiones Obreras la Constitución sería Mucho peor

Finalmente Saborido reivindicó a aquellas Comisiones Obreras como un sujeto constituyente que estaba en la mesa de negociación de la Constitución,porque los trabajadores estaban en la calle haciendo huelgas. Sin Comisiones Obreras la Constitución sería Mucho peor”, por ello quiso quedar muy claro que “quien descalifica a la transición, descalifica a Comisiones Obreras  y, por tanto, no merece ni la confianza ni el respeto de las actuales CCOO”, consideró de manera contundente que nunca se encontró en la cárcel a ninguno de los que invalidan la transición.


martes, septiembre 13, 2016

La Red de Archivos de CCOO en el XIII Congreso de Historia Contemporánea "La Historia. Lost in translation?"




El congreso se celebra en Albacete, del 21 al 23 de septiembre de 2016, organizado por la Asociación de Historia Contemporánea y la Universidad de Castilla La Mancha, en él la red de Archivos de CCOO participa con dos comunicaciones.

Con el título de «La Historia. Lost in translation?» Se celebra en Albacete, desde el 21 al 23 de septiembre el XIII Congreso de la Asociación de Historia Contemporánea, que está co-organizado con la Universidad de Castilla La Mancha. El congreso se halla estructurado en un total de 36 talleres temáticos y cuenta con alrededor de 600 participantes. La Red de Archivos de CCOO participa en este congreso con dos comunicaciones diferentes.

La primera de estas comunicaciones es la presentada por Susana Alba (Fundación 1º de Mayo); Manuel Bueno (Fundación de Estudios Sindicales-Archivo Histórico de CCOO de Andalucía) y Juan Manuel García Simal (Fundació Cipriano García–Arxiu Històric CCOO de Catalunya) y se refiere a “Digitalización y fuentes documentales. Consideraciones a partir de la experiencia de la Red de Archivos de CCOO”. Esta  comunicación se discute en el Taller 28, en la que se debate sobre Ciencia historiográfica, transferencia del conocimiento y humanidades digitales: metodologías de investigación, documentación digital y revistas de historia.  

Alba, Bueno y García Simal dan cuenta en su texto del esfuerzo de los archivos de CCOO en el ámbito de la digitalización de fuentes documentales, con el doble objetivo de difundir y preservar los originales. La comunicación puede leerse entera en el siguiente enlace [Ver]

La segunda comunicación es la suscrita por José Babiano (Fundación 1º de Mayo) y Javier Tébar (Fundació Cipriano García). Su título es “La parábola del sindicato en España. Los movimientos sindicales en la transición larga, a través del caso de CCOO (1975-1986)”. En ella, los autores plantean la necesidad de una historia del sindicato singularizada respecto del proceso de transición política y de los propios partidos. Es decir, una historia no subordinada que se sustenta en fuentes documentales hasta ahora inéditas. Se presenta en el taller en el Taller 14, dedicado a  Las izquierdas en los procesos de transición de la dictadura a la democracia en la Península Ibérica y América Latina. Puede leerse completa en el enlace [Ver]
Toda la informacíón en la web del Congreso  [Aquí]